26 sep. 2010

Latinoamericana: Crítica de García Márquez

LA SOCIEDAD, EL HONOR Y LA MUJER

Esta obra tiene un eje de mucha importancia: la sociedad, este a la vez se subdivide en dos posturas en primer lugar su actitud indiferente frente al crimen y en segundo lugar la postura de esta misma sociedad ante las facultades de una mujer.
Se relata el último día de Santiago Nasar, quien será asesinado a manos de los gemelos Pedro y Pablo Vicario, pues estos buscan vengar el honor de su hermana recientemente casada. Toda la obra cuenta este hecho con minuciosos detalles, desde la mañana en que Santiago se levanta para ir a recibir al obispo hasta el momento en que lo matan.
Vemos como todo el pueblo se entera de una u otra manera del crimen que cometerán los hermanos Vicarios. Conocemos la intimidad de cada una de las personas y de su actitud pasiva hacia el asesinato.
García Márquez pretende reflejar la postura de la sociedad Latinoamericana ante este tipo de situaciones que ha sido muy familiar a través de la historia y especialmente durante la década del setenta que es el período en el que gestó esta novela. Nos presenta la sociedad del " no te metas, algo habrá hecho" que caracterizo a la etapa de las dictaduras militares que se llevaron a cuestas a muchas gente inocente por el solo hecho de sospechar de ellas la intención de desestabilizar a los gobiernos; al igual que la sociedad descripta en la obra, la sociedad latina mostró pasividad ante estos hechos además de muchos otros crímenes a la humanidad y hasta un sentimiento de satisfacción "ubicándose al rededor de la plaza principal para encontrar el mejor lugar para presenciar el espectáculo".
El personaje femenino más importante de la obra es Ángela Vicario, quien es cortejada por un rico forastero hasta que le propone matrimonio a pesar de que ella no le corresponde a ese amor. La familia de ella es muy humilde, razón por la cual aceptan al pretendiente aún contra la voluntad de la novia.
Ángela es una mujer en el que su pretendiente, Bayardo San Román, no logra deslumbrarla, pero debido a la conformidad y la necesidad de su familia cede a sus pretensiones. Se muestra en un primer momento pasiva ante los intereses tanto del forastero como de sus familiares. Parece pretender dejar conformes a todos, pues sabe que la voz de una mujer no puede ser respetada en aquella sociedad, pero guarda un secreto que bien sabe puede modificar todos los acontecimientos: no está llegando virgen a su noche de bodas, que es un importante precepto en esta sociedad machista.
Se valdrá de la única forma que tiene en aquel momento para revelarse. Frustrara intencionalmente su matrimonio, pues no hará absolutamente nada para que su flamante marido no la descubra a pesar de que su madre pretende darle algunos consejos para evitar la deshonra. Prefiere vivir el resto de su vida en soledad que llevar un matrimonio sin amor, detesta a los hombres soberbios y San Román lo es. Sólo lograra enamorarse de él muchos años después cuando la vejez lo ha demacrado y su soberbia ha disminuido.
Sus hermanos ante el escándalo deciden vengar su honor sin siquiera consultarla. La presionan hasta arrancarle la confesión, sin importar de quien se trata, evidentemente la venganza les interesa más a ellos que a la mujer. No es casual que ante esta presión, ella nombre a alguien que no es de su agrado y es tan soberbio como el propio Bayardo, nombra a Santiago Nasar y lo condena así a muerte. Ángela nos deja un mensaje: no todo puede comprarse con dinero.
Esta mujer, a su modo, muestra su valor a una sociedad que no la tiene en cuenta por su sola condición femenina.
En síntesis, el autor nos muestra un cuadro perfecto de una sociedad indiferente y desigual: indiferente ante el crimen y desigual para la mujer.

Natalia Rodriguez

Seja o primeiro a comentar

Archivo del Blog

Palabras más, palabras menos... © 2008. Template by Dicas Blogger.

TOPO